¿Ecuador necesita un pacto político?